Pasa el tiempo volando y aquí estamos, en medio de nuestra segunda ronda de financiación. 300.000 euros para mejorar nuestro producto y llegar a más empresas clientes y usuarios.

Después de crear el MVP y validar el modelo, hemos pasado a centrar el foco en conseguir empresas clientes y usuarios: consolidar las funcionalidades del MVP y dar los primeros pasos hacia el crecimiento.

Ahora pasamos a la siguiente fase en la que son necesarios más recursos PARA CRECER: madurar y desarrollar el producto y llegar a muchos más clientes y usuarios. Aprovechar cada euro que tiene la empresa para aumentar la base de llegada a usuarios y empresas y facturar más. Eso es crecer.

Estas últimas semanas han sido muy intensas en dos aspectos: diseñar la ronda e ir divulgándola entre personas interesadas en participar en esta oportunidad; y dirigir la empresa para que siga funcionando y las métricas acompañen. Miles de usuarios y docenas de empresas ya forman parte de Hiwook. Ahora toca subir al siguiente escalón.

Crecer no es tener una oficina mayor ni más pomposa. Tampoco es contratar sin ton ni son a personas para roles que no sabes si van a permanecer en el modelo dentro de 2 semanas y luego tenerlos rondando de puesto en puesto. No es intentar parecer guay por cualquier modo y sumarse a la moda del postureo.

Crecer es mirar por cada euro que entra y cuidarlo para que haga entrar muchos más. Crecer es cuidar por cada euro que sale para que haga entrar muchos más. No se puede crecer sin tener el foco en las métricas y sin tener la capacidad de tomar decisiones a sangre fría en cuanto te das cuenta de que has avanzado dos pasos por el mal camino. Ser CEO implica tomar decisiones. A veces «molan» y otras no molan para nada, pero eso no te quita de tener que hacerlas.

No todo vale en cómo se utiliza el dinero para crecer. Crecer de verdad, no en postureo. Lo otro es derrochar, igual que meter agua en un cesto.