Si tienes algo rondando en tu cabeza, tu atención sólo se fija en el objeto de tus desvelos. Por eso, cuando te vas a comprar un coche te parece que todo el mundo se ha comprado el modelo que te gusta justo antes que tú, y cuando estás embarazada piensas que en los próximos 9 meses no cabrán los carritos de bebé por las calles, pues sólo ves mujeres con barrigas.

Como ya tengo coche y mis niños ya son grandes, lo que veo por todos lados son artículos, eventos, opiniones, máster y saraos varios en los que Big Data es el centro de atención. Conocí a Eduardo Valencia leyendo un artículo suyo en Pulse, de Linkedin, sobre Big Data en el que daba la “definición definitiva”.  Ni corta ni perezosa, le puse en comentarios uno de mis artículos de este blog en el que intenté también aportar un poco más de luz a ese oscurantismo. Él tuvo la amabilidad de prestarle atención y leerlo, añadir un comentario y enviarme una sorpresa a mi casa.

Data coaching, de Eduardo Valencia

Data coaching, de Eduardo Valencia

Me encantó el envío. Por supuesto, ni me lo esperaba. Le dí las gracias por Linkedin y me puse a leerlo detenidamente. En él descubrí a una persona inquieta, apasionada por extraer conocimiento de cualquier sitio, con una gran experiencia e ilusión por seguir adelante. Por supuesto, el siguiente paso era tomar unas cañas para “desvirtualizarnos”.

Quedamos en un local normal y corriente de Chamberí, por la tarde. De forma natural hablamos de las cosas que tenemos en común: las ganas de aprender, de crecer, de conseguir lo que queremos, de aportar. Un par de horas muy divertidas y de las que te dejan una sonrisa en la cara.

Ayer le hice una entrevista en el grupo que he creado de Linkedin. Se llama “Big data para el análisis del comportamiento humano”. Si aún no eres miembro, te invito a hacerlo. Allí estamos profesionales que vemos los datos desde diversos puntos de vista: ingenieros, matemáticos, psicólogos, sociólogos, economistas, perfiles de negocio…incluso lingüistas.

Eduardo Valencia es uno de esos lingüistas que analizan textos para aportar valor a negocio.  Como él mismo dice: “El 80% de la información que manejamos es no-estructurada, mayoritariamente texto. El análisis de texto devuelve mucho valor a las empresas, cuando se analiza adecuadamente.”

En su librito, Data coaching, expone la idea de la importancia de generar negocio. Termino este artículo con un de sus consejos: “Antes de empezar con los datos, aclaremos dónde vamos a generar beneficios, dónde le vamos a hacer ganar dinero a la empresa para la que trabajamos. Lo primero los objetivos de negocio, luego los datos”.